INGRESAR
INGRESAR

Enfermedades de Trasmisión Alimentaria

Las Enfermedades de Trasmisión Alimentaria (ETAs), son causadas por la por la ingesta de alimentos contaminados. Éstas se clasifican en infecciones, intoxicaciones y toxiinfecciones.
 
Las infecciones son resultado de la ingestión de alimentos conteniendo microorganismos patógenos vivos como virus, bacterias y parásitos. Ej.: virus de la hepatitis A, salmonella, triquinella spirallis.
 
Las intoxicaciones son causadas por la presencia de agentes químicos en los alimentos ingeridos. Pueden ser de origen sintético como residuos de químicos, plaguicidas, pesticidas, jabones, ceras y nitritos (en embutidos). También existen alimentos que naturalmente presentan ciertas sustancias químicas como es el caso de ciertos hongos y el pez globo.
 
Las toxiinfecciones son causadas por toxinas segregadas por el organismo patógeno durante su desarrollo dentro del hospedador. Ej.: enterotoxinas elaboradas por algunas bacterias, (Clostridium perfringens, Staphylococcus aureus) y micotoxinas producidas por algún espécimen fúngico. 
 
 
Los grupos vulnerables son los niños, los ancianos, las mujeres embarazadas y personas inmunocomprometidas en general debido a sus baja resistencia a las enfermedades. En estos casos las precauciones deben extremarse, pues las consecuencias de las ETAs pueden ser severas, dejando secuelas o incluso hasta provocando la muerte.
 
Las enfermedades de transmisión alimentaria, a pesar de ser de las más comunes y de mayor incidencia a nivel mundial, tienen los métodos de prevención más fáciles y efectivos:
 
Nivel doméstico
 
  • Lavado de manos adecuado antes de comer y después de usar el sanitario (con agua potable).
  • Lavado de los alimentos frescos: vegetales, frutas, hortalizas (con agua potable).
  • Cocción completa los alimentos antes de su consumo, en especial los productos cárnicos.
  • Utilización de diferentes tablas de picar: tabla para carnes, tabla para consumo crudo (ensaladas, frutas), etc.
  • Evitar la contaminación cruzada: contacto entre productos crudos y cocidos.
  • Correcto almacenaje de productos.
 
Nivel industrial
 
La posible aparición de patógenos en los productos manufacturados, es prevenida con la implementación adecuada de las buenas prácticas agrícolas (BPA), las buenas prácticas de manufactura (BPM) y del sistema análisis de peligros y punto críticos de control (del inglés HACCP). En caso de que alguno de estos llegase a fallar, se deben plantear medidas correctivas efectivas para cada caso según el protocolo de procedimientos de la empresa. Algunas de tales acciones pueden ser:
 
  • Reprocesamiento del producto
  • Retiro del mercado o "call back"
  • Destrucción definitiva del producto
  • Desde nuestra humilde posición como Laboratorio de Diagnostico Bromatológico, le solicitamos  también a comprometerse con la prevención de estas enfermedades y así cuidarnos entre todos. 

Grupo de Trabajo

Dr. Luis A. Álvarez
Director del Laboratorio


Dra. Maria Martha Gentil
Sub-Directora del Laboratorio


Dra. Celina Quartucci
Jefe del laboratorio de Veterinaria


Yanina Garay
Administrativo Bromatología

Gabriela Mattioli
Administrativo Veterinaria


Contáctenos

25 de Mayo 139 (8000) B. Blanca

Tel (0291) 453-3747 / 451-5993

info@labalvarez.com.ar



Veterinaria

Tel (0291) 453-3747 / 451-5993

Cel (0291) 155767308

veterinaria@labalvarez.com.ar



Bromatología

Tel (0291) 453-3747 / 451-5993

Cel (0291) 1541305871

bromatologia@labalvarez.com.ar